Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

El gobierno español multa a la armadora del Pitanxo con más de 150.000 euros por sabotear geolocalizadores en barcos.

El gobierno español multa a la armadora del Pitanxo con más de 150.000 euros por sabotear geolocalizadores en barcos.

El Gobierno de España ha sancionado al Grupo Nores, una empresa gallega, con una multa de más de 150.000 euros por desactivar geolocalizadores en sus buques mientras pescaban cerca de las costas de Argentina. Esto se debe a que se han detectado irregularidades por el mismo motivo en otras 25 embarcaciones, en su mayoría de empresas gallegas.

En concreto, cuatro barcos del Grupo Nores, con sede en Marín, han sido sancionados por estas prácticas. La Dirección General de la Marina Mercante ha impuesto un total de 158.420 euros de multas a estos buques pesqueros por incumplir la normativa que exige que los geolocalizadores estén activados en todo momento durante la pesca.

Entre los buques del Grupo Nores que han cometido estas irregularidades se encuentra uno similar al Villa de Pitanxo, el buque que naufragó en febrero de 2022 en Terranova y causó la muerte de 21 personas. Además, otras empresas gallegas también han sido sancionadas por desconectar repetidamente los sistemas de localización en sus barcos.

Pesquerías Marinenses, de Marín, ha recibido multas por un total de 143.000 euros por desconectar los sistemas de geolocalización en cuatro de sus barcos. El grupo Freiremar de Vigo ha sido sancionado con tres expedientes por valor de 57.500 euros, mientras que Moradiña de Cangas y Gadimar de Bueu han recibido multas de 79.300 euros y 39.100 euros, respectivamente, por tener más de un barco implicado en estas prácticas.

Otras empresas gallegas sancionadas incluyen a Profesionales Pesqueros de Vigo, Gandón de Cangas, Pesca Baqueiro de Vigo, Walvifish de Vigo, Pesqueras de Bon de Marín y Pesqueras Barra de Cangas.

La organización sin ánimo de lucro Oceana ha felicitado al Gobierno español por imponer sanciones a estas empresas pesqueras. Oceana señala que pocos países comunitarios han multado a las armadoras por incumplir la normativa de mantener los sistemas de identificación automática activados en todo momento.

Según Oceana, los buques pesqueros españoles sancionados apagaron sus geolocalizadores repetidamente sin motivos legítimos, más de 1.200 veces durante al menos 24 horas. Esto constituye una infracción contra la seguridad marítima y el cumplimiento de las normativas pesqueras, según la organización.

Es importante destacar que todos los buques pesqueros de la Unión Europea con una eslora superior a 15 metros deben estar equipados con un dispositivo de identificación automática que transmita su localización, dirección y velocidad en el mar. Las excepciones para desconectar este sistema incluyen la navegación en zonas frecuentadas por piratas, entre otros casos.