Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

El informe Ardán confirma a Inditex y Stellantis como principales empresas gallegas, mientras el área coruñesa continúa liderando el impulso económico.

El informe Ardán confirma a Inditex y Stellantis como principales empresas gallegas, mientras el área coruñesa continúa liderando el impulso económico.

Las empresas del grupo Inditex y la factoría de Stellantis en Vigo han revalidado sus puestos como primeras empresas en Galicia en lo que a ingresos de explotación se refiere, según se recoge en el informe Ardán 2023, presentado este martes en Vigo, y que también refleja que la comarca de A Coruña es la primera de Galicia por valor añadido bruto generado.

El informe, realizado a partir de los datos del ejercicio 2021 de 37.900 empresas asentadas en Galicia, concluye que el sistema productivo que más ingresos obtuvo en ese ejercicio fue el del textil, confección y moda, con casi 24.000 millones de euros, seguido de la automoción y el sector agroalimentario. Hay que tener en cuenta que los datos y la radiografía del tejido productivo están marcados por un contexto de inicio de recuperación tras la crisis por la pandemia de Covid.

Por ingresos de explotación, Inditex se sitúa a la cabeza de las empresas analizadas, con unos ingresos de 11.363 millones de euros, seguida de PSA (grupo Stellantis), con 7.357 millones. Los diez primeros puestos de esa lista están ocupados por varias empresas del entorno de la multinacional textil, como Zara España, Fashion Logistic Forwarders, Bershka, Tempe, Stradivarius, Pontegadea o Pull and Bear. Solo otra compañía ajena se cuela esos primeros puestos, Metalurgia Galaica (Megasa).

A partir del décimo lugar del ránking aparecen compañías como Vego Supermercados, o Gadisa. Mientras que, si se tiene en cuenta a los grupos de empresas, el trío de cabeza lo forman Inditex, Pontegadea y Gadisa.

En cuanto a la rentabilidad económica por sectores, el informe Ardán destaca que la más elevada es la del sector salud y asistencia social (6,99 %) y la de la energía, electricidad y agua (6,80 %), frente a rentabilidades más bajas en actividades como la automoción (3,40 %) o el textil (2,49 %).

Con respecto a los empleos, el documento presentado este martes recoge que la mayor parte de los empleos se corresponde a las grandes empresas, de más de 250 trabajadores (un 34 %), seguidas por las pymes, con un 25,5 % de los empleos, las microempresas (un 21,2 %) y las empresas medianas (un 19 %).

Por sectores, el Ardán estudia la evolución de los empleos en los últimos ejercicios y concluye que todos los sistemas productivos han presentado tasas positivas entre 2020 y 2021, a excepción del naval, el único que registra pérdida de empleo.

Así, la actividad con mayor número de empleados y empleadas en el comercio textil minorista, seguido por la construcción de edificios y los supermercados e hipermercados. Los sectores con mayor peso del empleo femenino son los servicios sociales, los servicios geriátricos, el comercio de prendas de vestir y los supermercados e hipermercados.

El informe Ardán también recoge la posición de las comarcas gallegas en base al valor añadido bruto generado por sus empresas y, según ese criterio, el área de A Coruña se sitúa a la cabeza de Galicia, con 5.524 empresas, 40.256 millones de euros de ingresos y el 29,33 % del empleo.

Le sigue el área de Vigo, con 6.483 empresas, 23.318 millones de ingresos y un 19,97 % del empleo; en tercer lugar se sitúa la comarca de Santiago, con 2.482 empresas, 4.902 millones de euros de ingresos y el 7,15 % del empleo; en el cuarto puesto está la comarca de Pontevedra, con 1.646 empresas, 3.795 millones de ingresos y el 5,12 % del empleo; y en quinto lugar destaca la comarca de Ourense, con 1.959 empresas, ingresos por 4.400 millones y un 4,57 % del empleo.

De este modo, estas cinco comarcas de Galicia concentran el 74,04 % del valor añadido bruto, el 72,32 % de los ingresos de explotación y un 66,13 % del empleo.

Por sectores, en el área de A Coruña la actividad empresarial está liderada por el sector textil; en la de Vigo por la automoción y la pesca; y en la de Santiago por la fabricación de tableros de madera y chapa (por la presencia de Finsa).

En el informe Ardán de 2023 se han analizado varios indicadores de excelencia, entre los que están los de empresa 'gacela', fortaleza financiera, alta productividad, empresa generadora de riqueza o alto rendimiento, pero también se han estudiado factores adicionales, como la integración en la economía circular, la internacionalización o la perspectiva de género.

La vocal sustituta del delegado de Zona Franca, Ana Mejías, ha destacado durante la presentación del informe que solo dos empresas asentadas en Galicia han conseguido reunir cinco de los indicadores de excelencia, unos reconocimientos con mucha exigencia y que no están al alcance de cualquier compañía. Se trata de la Compañía Española de Algas, Cemsa, ubicada en O Porriño (fortaleza financiera, empresa global, empresa 'igual', gestión del talento y empresa circular); y de Hermasa, asentada en Vigo (empresa innovadora, empresa global, empresa 'igual', empresa circular y gestión de talento).

Asimismo, hay 11 compañías que han conseguido 4 indicadores de excelencia, entre las que están Corporación Hijos de Rivera (A Coruña), Reganosa (Mugardos), Jim Sports Technologies (Palas de Rei), Rodicut Industry (Mos), Teimas Desenvolvementos (Santiago) u Optare Solutions (Vigo).

Ana Mejías también ha destacado el esfuerzo de las empresas gallegas en la apuesta por la I+D+i y por la economía circular, y ha señalado que un 6,8 % de las empresas estudiadas tienen totalmente integrada la circularidad, mientras que un 23,3 % de las compañías están en alguna fase de integración de la economía circular en sus organizaciones.

Por contra, ha indicado que la formación sigue siendo una de las asignaturas pendientes, y que la gestión del talento todavía no alcanza los valores medios.

En el acto de presentación del informe han participado tres de los catedráticos que han colaborado en su elaboración. Así, Santiago Lago se ha referido al comportamiento de la economía gallega "en tiempos de policrisis", en referencia al contexto socioeconómico marcado, primero por la pandemia de Covid, luego por la invasión de Ucrania y más tarde por la subida de la inflacción.

Tras incidir en que las medidas públicas adoptadas fueron las adecuadas, ha señalado que las empresas percibieron los ERTE y los créditos ICO como principales herramientas para afrontar esas crisis.

Por su parte, Miguel González Loureiro ha aportado al informe Ardán su visión sobre la internacionalización de las empresas gallegas, y ha señalado que, en ese ámbito, las principales metas aún por conseguir pasan por la gestión del riesgo internacional, la elección de estrategia, la internacionalización de la financiación o la escasez de recursos humanos comprometidos con la internacionalización.

Finalmente, Belén Fernández-Feijóo, ha centrado su intervención en el diagnóstico de la igualdad de género en las empresas, a partir de una muestra de 449 compañías. Según ha constatado, no se han evidenciado avances con respecto al anterior informe Ardán, y se constata la persistencia de la segregación horizontal (distinta retribución entre mujeres y hombres