Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

La Audiencia sigue adelante con el juicio de la cocaína del Karar a pesar de la ausencia del principal testigo policial.

La Audiencia sigue adelante con el juicio de la cocaína del Karar a pesar de la ausencia del principal testigo policial.

Los acusados por el alijo de 3,8 toneladas de cocaína transportadas por el buque MV Karar en plena pandemia de Covid, incluido Juan Carlos Santórum, continuarán siendo interrogados el lunes durante el juicio en la Audiencia Provincial de Pontevedra.

En Vigo, la sala rechazó la solicitud de suspensión del juicio por parte de las defensas, quienes pedían esperar a que el principal testigo policial, un exjefe de GRECO investigado por presuntos vínculos con redes de narcotráfico, recibiera el alta médica.

La Audiencia confirmó que no hay motivos para suspender el juicio y que se resolverán todas las cuestiones planteadas por las partes en la sentencia final, que se espera se emita pronto en Vigo.

El lunes, la vista continuará con el interrogatorio de los 28 acusados, incluidos los 15 tripulantes del MV Karar y otras trece personas arrestadas en tierra, como el cabecilla Juan Carlos Santórum, su hermano, un funcionario de Aduanas y su esposa.

Las defensas impugnaron varios autos y actuaciones durante la jornada del viernes, alegando vulneraciones de derechos fundamentales, y solicitaron la suspensión del juicio hasta que el exjefe del GRECO pudiera testificar.

El Fiscal respondió a las defensas argumentando que no se vulneraron derechos de los acusados y que las actuaciones policiales estaban debidamente autorizadas, recordando que la investigación operativa inició en 2019 antes de las sospechas de la DEA sobre el transporte de cocaína.

El representante del Ministerio Público rechazó las posiciones de las defensas que intentaban desvincular a los acusados del alijo, mencionando pruebas documentadas como las conversaciones sobre "la merca" entre ellos y las coordenadas encontradas en una nave relacionadas con el barco.

Los acusados enfrentan cargos por delito contra la salud pública en la modalidad de drogas que causan grave daño a la salud y por integración en organización criminal, con penas que van desde 13 años y medio de cárcel hasta 18 años y medio para el supuesto cabecilla.

De los 28 acusados, 16 se encuentran en prisión, pero los 14 tripulantes extranjeros podrían ser excarcelados el 25 de abril al agotarse el plazo máximo de cuatro años de prisión preventiva.