Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

La Diputación de Ourense busca recuperar los más de 100.000 euros necesarios para reparar la fachada de su sede.

La Diputación de Ourense busca recuperar los más de 100.000 euros necesarios para reparar la fachada de su sede.

El Pazo Provincial de Ourense sufrió graves daños durante una protesta de los bomberos comarcales en octubre de 2023.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Mar.

Los servicios jurídicos de la Diputación de Ourense están evaluando opciones legales para reclamar los más de 100.000 euros necesarios para reparar la fachada del edificio provincial. Durante la manifestación de los bomberos comarcales de Galicia el 23 de octubre del año pasado, la fachada sufrió daños significativos debido al lanzamiento de pinturas, botes de humo y la rotura de ventanas.

El gobierno provincial busca evitar que el dinero público sea utilizado para reparar el histórico edificio. La aseguradora ha trasladado el expediente al Consorcio de Compensación de Seguros, que se ha negado a hacerse cargo de los gastos.

El consorcio sostiene que los daños no fueron causados durante un tumulto o motín, sino durante una manifestación autorizada por el Comité de Huelga de los Bomberos. Por lo tanto, la Diputación buscará responsabilizar a los organizadores de la concentración por los daños causados.

El plan de reparación de la fachada del Pazo Provincial ha sido elaborado por el servicio provincial de arquitectura, detallando los trabajos necesarios para eliminar las manchas de pintura en la piedra y las paredes, así como reparar las puertas y ventanas. Se requerirá la instalación de una estructura en toda la fachada de la Rúa Progreso para llevar a cabo estos trabajos.

La Diputación destaca que el edificio está catalogado como un inmueble de protección estructural por Patrimonio, lo que significa que es un edificio de gran valor histórico, artístico y arquitectónico en su entorno.

Debido a esta condición, se contrató a una empresa especializada en restauración para determinar el método adecuado para eliminar la pintura de la piedra.

El 19 de febrero se realizaron pruebas preliminares para encontrar el tratamiento más adecuado contra las manchas y determinar qué producto, entre los autorizados, causaría menos daño a la piedra.