Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Pontevedra archiva causa contra Nené Barral por motivos de salud

Pontevedra archiva causa contra Nené Barral por motivos de salud

PONTEVEDRA, 1 Sep.

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha archivado provisionalmente la causa abierta contra el que fuera alcalde de Ribadumia, José Ramón 'Nené' Barral, acusado de liderar una organización de contrabando de tabaco entre 1996 y 2001.

La vista judicial señalada para este viernes fue suspedida ante la incomparecencia de Barral, una de las 12 inicialmente acusadas, de las cuales, tres han fallecido ya.

El exregidor excusó su ausencia por motivos de salud. Su abogada de Barral presentó un informe médico forense sobre la salud de su cliente, con una patología que ya padecía y que se ha agravado.

La presidenta del tribunal, la magistrada Nélida Cid, leyó ese informe, que por protección de datos no se facilitó a las partes, y preguntó si veían posible celebrar la vista oral sin la presencia de Nené Barral y que a él se le juzgue en otra ocasión por separado cuando se recupere a lo que el fiscal respondió negativamente.

El Ministerio Publico ha argumentado la necesidad de un "enjuiciamiento conjunto" y ha afirmado que no es posible juzgar a Nené Barral de forma separada teniendo en cuenta la función que considera que cumplía en este caso.

Del mismo modo, la Abogacía del Estado ha coincidido y ha citado la "posición central y directiva del señor Barral" para justificar la suspensión total de la causa "hasta que se recupere".

También se han posicionado del mismo modo el resto de letrados de las defensas, por lo que la magistrada acordó la suspensión y el archivo provisional de la causa para evitar que corran los plazos procesales y se produzca una posible prescripción de los delitos por los que será juzgado: contrabando de tabaco, cohecho y asociación ilícita.

Además, ha impuesto Barral la obligación de entregar en la Audiencia un informe cada diez días con su "evolución del estado de salud".

Esta causa sigue acumulando retrasos después de una larga instrucción judicial, que se demoró durante 21 años, entre otras muchas cuestiones, por una serie de comisiones rogatorias enviadas a Suiza, Portugal y Holanda. La de este viernes ha sido la cuarta vez que se intenta juzgar a Barral en el último año.