Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Sindicato de Nueva Pescanova busca frenar ERE y buscar "opciones alternativas"

Sindicato de Nueva Pescanova busca frenar ERE y buscar

VIGO, 12 Sep. - El comité de empresa de la multinacional pesquera Nueva Pescanova ha pedido a la firma que suspenda el expediente de regulación de empleo (ERE) para negociar "soluciones alternativas y de consenso" que cubran las necesidades actuales de la compañía.

Así lo ha señalado en un escrito dirigido al director de Personas España y Corporativo de la empresa, después de que Nueva Pescanova informase de su intención de iniciar el ERE para extinguir en torno a cien contratos en sus oficinas de Chapela, en Redondela (Pontevedra) y Madrid.

El comité ha lamentado que con anterioridad a la notificación los representantes de los trabajadores no hayan tenido la oportunidad de poder tratar la situación de la empresa para evitar una medida "tan lesiva" para los empleados.

Por ello, han instado a Pescanova a suspender el inicio del ERE para abrir una fase de negociación con el objetivo de buscar "soluciones alternativas y de consenso".

"Nuestra preocupación es máxima y por ello emplazamos a la empresa a una negociación sin condicionantes de tiempo ni presiones, buscando una solución pactada fuera de este procedimiento hostil, manteniendo el buen clima social y de diálogo", añade el comité en la carta, donde rechaza el conflicto "o cualquier medida traumática".

Según los empleados, la compañía tiene retos "importantes" en los próximos años, por lo que una situación de esta magnitud "puede poner en peligro la marca y la propia compañía", restando "viabilidad y rentabilidad presente y futura".

"Consideramos que hay suficientes mimbres para llegar a un punto de encuentro. Le solicitamos que suspendan cautelarmente la medida comunicada para ponernos a trabajar en soluciones para sobrepasar estas dificultades con responsabilidad y en beneficio de todos", sentencia el comité.

Fue el pasado miércoles, 6 de septiembre, cuando Nueva Pescanova informó a los comités de empresa y delegados sindicales su intención de iniciar este ERE, que justifica "por causas económicas y organizativas" y que se ceñirá a las áreas de soporte de Chapela y Madrid.

En un comunicado, la empresa apuntó que el objetivo es "adaptarse a un entorno global desafiante y asegurar la sostenibilidad de la empresa a largo plazo", y precisó que la regulación "afecta a menos de un centenar de trabajadores, de los más de 10.000 que integran la multinacional", aunque no concretó la cifra exacta.