Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

El repetido desove del mejillón y la falta de viento norte preocupan a los 'bateeiros'

El repetido desove del mejillón y la falta de viento norte preocupan a los 'bateeiros'

El sector explica que la concha tiene "un buen crecimiento" pero la vianda "no" y creen que hay algo que "le afecta bruscamente"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Sep.

La alta temperatura del agua, la falta de vientos del norte y el continuo desove del mejillón alarman a los 'bateeiros' que lamentan una alta mortandad de un bivalvo al que le crece la concha pero la vianda no se desarrolla.

El mar no pasa por su mejor momento. La mortandad de mariscos que se da tanto dentro de las rías como fuera puso en vilo a los diferentes sectores marisqueros de Galicia.

Ahora, como ya pasó otros años, le toca al mejillón. Parece que esta cosecha ya empezó empañada por una escasa recogida de mejilla, que se dio tarde e incluso conllevó a retrasar el período de extracción.

Estos días la intranquilidad azota de otra manera y llega con la mortandad y el poco crecimiento de la joya negra de las rías. El presidente de la asociación Opmega, Ricardo Herbón, consultado por Europa Press, puntualiza que este fenómeno "no es nuevo de este año" pero que "se vio agravado" por un cúmulo de factores.

Así, sitúa en ese "cóctel de circunstancias" la falta de vientos del norte que lo que hacen "es limpiar la ría", la contaminación, la salinidad del agua y sobre todo "la falta de nutrientes".

"Este año estamos casi sin toxina, es cierto que trae cosas malas porque es un cierre periódico de diferentes polígonos pero, al tiempo, trae mucha comida", explica Herbón.

Con el objetivo de poder "atajar o minimizar" este periplo, desde Opmega avanzaron que pedirán una reunión con los responsables del Ejecutivo gallego e inciden en que "hay que ponerse a trabajar" y establecer a un equipo de gente que investigue "cuales son las consecuencias" de este fenómeno.

"Vamos a pedir una reunión porque vemos que esto es muy importante, a parte de otros temas, y no se puede dejar escapar" esgrime el presidente de Opmega.

Así, el sector, ante las variaciones vividas en los últimos años en las cosechas, ya habla de un cambio de ciclos en el proceso de reproducción del mejillón.

Esto se debe a que en las fechas de las festividades del Carmen, 16 de julio, el bivalvo alcanza su punto álgido y es ahí cuando los 'bateeiros' comienzan la época del desdoble --de una cuerda hacen dos--, pero ahora los tiempos "no coinciden".

"A mediados de julio era cuando el mejillón, que se encuentra en el interior de la ría, tenía su apogeo. Era cuando se vendía para la industria pero ahora vemos que este año estamos entre un 14 y un 15 de rendimiento, eso no sirve para nada", lamenta Herbón.

Sin embargo, el desarrollo de la concha del bivalvo "es bastante bueno" pero el problema es que dentro "no hay nada". Ahí es cuando saltan las alarmas en el sector y advierten de que "algo pasa".

Esto se suma a la "alta mortandad" que vive la cosecha. Así el presidente de Opmega explica que las bateas situadas en la zona de A Bensa, por ejemplo, que es una isla situada a la entrada de la ría de Arousa y el crecimiento acostumbra a ser bueno, este año el mejillón se muere.

"Hay algo que le afecta de una manera demasiado brusca" puntualiza Herbón y cree que puede influir la alta temperatura del agua que el mejillón "no puede soportar", la falta de nutrientes y la baja salinidad ya que no tiene ese color naranja y está salado.

Por su parte, el departamento autonómico encargado de Mar, consultado por Europa Press, detalla que "realizan un seguimiento constante" de la situación del marisqueo y de la acuicultura en las rías gallegas.

Así, el personal encargado de recoger las muestras "no observa nada anómalo o excepcional" diferente a los episodios de este tipo que se registran "todos los años".

En el ciclo de vida de los moluscos, informa Mar, "pueden influir varios factores" entre los que se encuentran los medioambientales, como la temperatura del agua.

Un trabajo "que ya hacen" dentro de los programas de monitorización del Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar), pero, puntualizan que "no se debe" hacer hipótesis sin un análisis continuado en el tiempo.

Para Mar el desprendimiento del mejillón de las cuerdas es "un fenómeno habitual" que tiene una incidencia variable de unos años para otros.

Esas variaciones dependen del agarre que tenga el mejillón de lo que influyen cuestiones como la acumulación de la mejilla alrededor del mejillón adulto, una cuestión que "provoca la caída de las cuerdas"; la caída del fitoplancton; la temporada de desove y también factores medioambientales.