Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Ex director xeral de Minas citado como investigado por la de San Finx en septiembre.

Ex director xeral de Minas citado como investigado por la de San Finx en septiembre.

La explotación minera de San Finx en Lousame (A Coruña) representa un nuevo problema para el ex director xeral de Minas Ángel Bernardo Tahoces. El Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago ha citado a Tahoces en calidad de investigado y a otros dos funcionarios para declarar el próximo 21 de septiembre sobre supuestos delitos de falsedad documental relativos a las minas de San Finx. La cofradía de Noia, que está personada en la causa, afirma que hace referencia a unos informes con falsedades relacionadas con las presas mineras abandonadas y la contaminación existente.

El caso se suma a otras dos causas penales que la cofradía de Noia ha interpuesto contra funcionarios y altos cargos de Augas de Galicia y la propia empresa minera australiana. Según la cofradía, los informes firmados por los imputados contenían información falsa sobre diversos aspectos de la mina y pretendían beneficiar a la empresa concesionaria. El objetivo sería hacer pasar la presa de residuos mineros de San Finx como parte de las instalaciones de una central hidroeléctrica inexistente y relacionándola con un molino de maíz.

La presa de hormigón es de 50 metros de largo y 14 de alto y fue construida por la empresa minera en 1939 como depósito de lodos. La cofradía asegura que, según Augas de Galicia, en caso de colapso, los residuos almacenados causarían un importante daño medioambiental en la ría de Noia. Además, afirman que los funcionarios y el alto cargo habrían intentado ocultar la presencia de contaminación con metales pesados argumentando que no era necesario someter el proyecto a una evaluación de impacto ambiental, algo que la Xunta acabó reconociendo como imprescindible.

La cofradía está personada como acusación popular en otras dos causas penales relacionadas con las minas de San Finx. En una de ellas, acusa a cuatro funcionarios y altos cargos de Augas por supuesta malversación, prevaricación y falsedad. En la otra, se hace referencia a un proceso por delitos medioambientales que se instruye en los juzgados de Noia contra la empresa y sus directivos.