Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Rajoy alerta sobre las únicas opciones: PP o Gobierno Frankenstein, y solicita concentrar el voto para el 3 por Lugo.

Rajoy alerta sobre las únicas opciones: PP o Gobierno Frankenstein, y solicita concentrar el voto para el 3 por Lugo.

El ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha advertido este jueves, a 48 horas de que concluya la carrera hacia las urnas, de que "solo hay dos listas" en esta cita electoral del próximo domingo: "O el PP y Feijóo o el Gobierno Frankenstein". "Hay que cambiar, no podemos estar cuatro años más así", ha proclamado Rajoy, que ha calificado de "letal para España" al gobierno actual.

Además, y en esta misma línea, ha apelado a concentrar el voto en los populares para que no haya que lamentar que "falte nada" para lograr el gobierno, como ocurrió en la capital de las Murallas o en la Diputación de Lugo, citó. Así, ha llamado a la movilización para lograr el diputado número tres por esta circunscripción, que encabeza Francisco Conde, un escaño que, según las últimas encuestas oficiales publicadas, estaría en juego.

"Todo lo demás es irrelevante", ha incidido en una intervención ante militantes y apoderados en un hotel en Lugo, a donde se ha desplazado en esta campaña electoral. Por segunda vez, el ex presidente popular ha viajado a Galicia en esta campaña, tras el mitin central de la plaza de toros de Pontevedra, justo un día antes del cara a cara con el candidato socialista, Pedro Sánchez.

Rajoy, igual que en declaraciones previas a los medios, se refirió a ese debate en Atresmedia y en el que tuvo lugar en RTVE este miércoles, al que Feijóo no asistió, para asegurar que Alberto Núñez Feijóo "ganó" ambos debates.

"Faltó nada para hacernos con la Diputación de Lugo y faltó nada para que Elena (Candia) fuese la alcaldesa de Lugo, pero las cosas son como son y lo que tenemos que trabajar, los poquitos días que quedan de campaña electoral, es que no tengamos que decir que nos faltó nada para tener el tercer diputado por la provincia de Lugo", ha apelado, casi al arranque de su intervención.

Y es en este sentido en el que ha enfatizado: "Conviene transmitir que solo hay dos listas: Feijóo y el PP o el Gobierno Frankenstein, que es el que hemos soportado en los últimos cuatro años en España". "Todo lo demás es irrelevante", ha sentenciado, en un discurso en el que se refirió a formaciones como UPyD o Ciudadanos, que "desaparecieron del mapa", o "ese partido en el que están pensando" --en referencia a Sumar (al que citó después, para insistir en que son los "comunistas")-- que también desaparecerá --auguró-- "en media hora".

Por ello, Rajoy ha incidido en que es "importante elegir bien y concentrar los apoyos" y ha advertido, al respecto de la coalición, que las "malas compañías nunca suelen llevar a nadie a buen puerto".

"Dos listas, Feijóo y Frankenstein", ha apostillado para, a renglón seguido, afirmar que "es el mejor candidato que se presenta a las elecciones" y que ha sido "un gran gobernante" y "lo ha demostrado": "No se ganan cuatro mayorías absolutas si gobiernas mal, salvo que la gente esté permanentemente confundida, lo cual no parece muy razonable".

Rajoy enfatizó que el candidato popular "es alguien que sabe lo que es gobernar, que es lo que necesitamos en este país". "Y ha demostrado algo muy importante: ha demostrado que sabe gobernar para todos, que es lo que debe hacer un gobernante serio y que se precie de él; para los que lo han votado y para los que no", ha elogiado el ex presidente del Gobierno.

Por ello, ha predicho que Feijóo aportará "sosiego, tranquilidad y normalidad". "Los españoles están hartos de tanta bronca, tanta división y de tanto enfrentamiento", ha señalado Rajoy, quien en su discurso se ha recriminado a la coalición del Gobierno sus pactos con ERC y Bildu y PNV, al respecto de los "indultos" a los independentistas o la política de presos, respectivamente.

Es más, ha reivindicado la aplicación del artículo 155 de la Constitución durante su mandato, lo cual "costó mucho" frente a al Ejecutivo actual, al que también le ha reprochado "revisar la historia" y la Transición, que fue "una gran operación política".

En su intervención ante decenas de militantes y apoderados para las elecciones, Rajoy ha revelado estar "orgulloso" de comprobar cómo el partido está "vivo y fuerte" y "pujante": "Realmente que un día de diario a las diez de la mañana esté tanta gente es para decir esto sí que es un partido de verdad".

Previamente, en el mismo desayuno con militantes y apoderados, la secretaria general del PP gallego, Paula Prado, ha ironizado con que el presidente del Gobierno se va a "encerrar" en un auditorio en Lugo en la tarde de este jueves.

En una intervención en la que calificó de "talismán" a Rajoy, con el argumento de la mayoría conseguida en Oroso (A Coruña) o la recuperación de la Diputación de Pontevedra, Prado ha observado que Sánchez "vendrá a encerrarse", porque "no puede salir a la calle" como Rajoy y mantener el contacto con la gente.

"Vendrá a encerrarse, rodeado de militantes del Partido Socialista porque son los únicos que no le dicen absolutamente nada de lo mal que está gestionando este país. Volverá a encerrarse aquí porque es incapaz de demostrar que puede estar al lado de la gente", ha enfatizado Prado, quien contrapuso esta situación con un candidato, Alberto Núñez Feijóo, que "representa el sentir de los vecinos en la ciudad a la que va".

"Es el candidato de la gente, y este domingo veremos en las urnas como todo el mundo desea que sea su presidente", ha sentenciado Prado, que cogió el testigo del candidato número uno por Lugo, Francisco Conde, quien defendió que Rajoy sabe bien lo que gestionar "una herencia" del PSOE como auguran tendrá ahora que hacerse cargo Feijóo.

En el acto, en el que también estuvo el candidato número uno al Senado, José Manuel Barreiro; la anfritiona fue la presidenta provincial y que fue cabeza de lista en las municipales, Elena Candia, arrancó con la convicción de que "no es un reto inalcanzable" lograr el número tres por Lugo y, bajo esta premisa, ha pedido acabar la campaña electoral.