Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Rueda alerta sobre el riesgo que supone la "obsesión de Sánchez por mantener el poder" para el futuro de España en el Senado.

Rueda alerta sobre el riesgo que supone la

El presidente gallego censura las negociaciones entre PSOE y los independentistas, que "afectan direcamente" al resto de CC.AA.

SANTIAGO DE COMPOSTELA / MADRID, 19 Oct. - El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha advertido en el Senado que las negociaciones del Partido PSOE con los partidos independentistas catalanes para la investidura de Pedro Sánchez "ponen en juego el futuro" de España por la "obsesión" del presidente en funciones por "mantenerse en el poder", ya que sitúan sobre la mesa cuestiones que, dice, amenazan el equilibrio territorial al plantear cesiones "económicas, políticas y jurídicas" para Cataluña que "afectan directamente" al resto de comunidades.

En una intervención en la Comisión General de las Comunidades Autónomas de la Cámara baja que ha dividido en una primera parte en gallego y la final en castellano, Rueda ha incidido en que la política nacional y autonómico no son "dos esferas diferentes" con "ejes diferentes", sino que la primera debe "impregnarse" de los "intereses" de la segunda.

Tras tomar la palabra después de la intervención del president de la Generalitat, Pere Aragonès, en una comisión a la que, salvo el catalán, sólo han acudido los mandatarios autonómicos del Partido Popular; Alfonso Rueda ha censurado que su homólogo en Cataluña abandonase la sala después de su discurso.

"Debería escuchar a los demás también, igual que lo hice yo y van a hacer el resto", ha señalado el presidente gallego después de censurar que "se llame progreso" a lo que considera que es "pura involución", en alusión a una posible ley de amnistía que, dice, supone una "marcha atrás en la conviviencia", "desaprender lo aprendido" y "tropezar en barreras superadas hace tiempo".

Así, ha mostrado su desacuerdo en "suprimir líneas rojas" que "todos" estaban "de acuerdo" en que "lo eran", según Rueda, que ha defendido que con sus palabras en el Senado no quería "hablar en contra de nadie" ni "impedir nada", sino "representar" a los gallegos.

"Los gallegos y gallegas no deseamos estar por encima de nadie, ni ser más que nadie. Pero por eso tampoco vamos a admitir que nadie pretenda estar por encima de los demás", ha sentenciado antes de subrayar que "es un error" creer que las decisiones que se adoptan en un territorio "no afectan al resto del país".

"Lo que pasa en el país a mí me afecta y es de mi incumbencia. El día que seamos insensibles a lo que pasa a kilómetros de nuestra casa, solo porque no está pegado a nuestra casa, ese día la solidaridad entre territorios que nos da sentido como país desaparecerá y será imposible de recuperar", ha añadido.

Aunque sin nombrar su nombre, Rueda ha deslizado varias críticas a Sánchez en su discurso, en el que ha incidido "la igualdad de los españoles y de los gallegos costó décadas" en conseguirse y "no puede entrar a subastas a muy corto plazo".

"Está en juego mucho más que el futuro de alguien o su osbesión por mantenerse en el poder, está en juego el futuro de España", ha aseverado sobre las negociaciones entre PSOE y las fuerzas nacionalistas catalanas, de las que, según Rueda, "no se cuenta de forma interesada" pese a que "afectan muy directamente" al resto de los territorios.

En este sentido, ha criticado que "se pretenda que los gallegos y el resto de comunidades autónomas asuman vía mututalización, porque otra cosa es condonar deudas, lo que se debe en otros lugares donde consideraron que se podía gastar sin ningún problema porque ya se pagaría otra vez entre todos".

Estas "diferencias" de trato en el plano económico respecto a Cataluña "se extienden", según Rueda, "al trato político y jurídico" en el que existe "manga ancha" para "retorcer la Constitución para justificar lo que haga falta" mientras "se analiza con lupa", de forma "implacable" y "férrea", las decisiones de comunidades como Galicia.

Para Rueda, esto está evidenciado en el recurso presentado "sin preaviso" por el Estado contra la Ley gallega del litoral. "Tanta mansedumbre con unas y tanta mano dura con otras", ha apostillado el líder del PP gallego, que ha defendido un "autonomismo responable" en el que "quepan todas" las comunidades porque "la aritmética parlamentaria no puede ser más importante que el sentido de Estado".

"El modelo territorial que defendemos no nos obliga a escoger entre Galicia o España. No queremos esa elección sobre quién tiene que ganar para que otros pierdan. Se trata de avanzar en armonía", ha añadido Rueda en una intervención que ha cerrado con una censura a los discursos "que alimenten la división" y que "piensen que lo importante es lo que pasa en un territorio y todo lo demás no tiene ninguna importancia", pues, dice, generan "resentimiento".