Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Rueda enfatiza que Galicia no aceptará premios consoladores, mientras Sánchez divide España.

Rueda enfatiza que Galicia no aceptará premios consoladores, mientras Sánchez divide España.

El PSOE intenta "disminuir" el "clamor" expresado en las protestas del domingo y el presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alfonso Rueda, advierte que "va a seguir ahí".

En la reunión del Comité Ejecutivo de su partido, celebrada en un hotel de Santiago, Rueda ha afirmado que Galicia "no se va a conformar con premios de consolación" y ha acusado a Pedro Sánchez de "trocear" España a cambio de "mantenerse en el poder".

El líder del PPdeG ha censurado que el Gobierno en funciones pretenda "disminuir" el malestar expresado en las calles durante las manifestaciones convocadas en Galicia, que según el PP, reunieron a 30.000 personas en A Coruña, Pontevedra, Lugo y Ourense. Rueda ha pedido respeto para "toda esa gente que no es del PP" y que acudió a la convocatoria de los populares.

Según Rueda, el malestar no va a desaparecer porque el Gobierno de Pedro Sánchez "no va a poder resistirse a los chantajes" de sus socios y cada vez irá troceando más España. Además, ha criticado la elección de la fecha para la sesión de investidura y ha augurado una legislatura "complicada" e "inestable" debido a la relación del PSOE con sus socios.

Rueda ha insistido en los costos del acuerdo con los independentistas catalanes para los gallegos y ha criticado que el PSOE acepte el referéndum de autodeterminación pero recurra la Ley gallega del litoral al entender que invade competencias estatales. También ha mencionado el pacto con el PNV que supone la ruptura de la caja única de la Seguridad Social.

El líder del PPdeG ha afirmado que nunca antes en la historia democrática de Galicia y España había existido un presidente en funciones dispuesto a vender el estado de derecho y el diseño territorial de la Constitución por mantenerse en el poder.

Finalmente, Rueda ha lanzado un mensaje a los partidos de la oposición en Galicia, advirtiéndoles de que Galicia no se conformará con premios de consolación que ni siquiera lo son.