Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Huelga indefinida en concesionaria de autobuses de Vigo: trabajadores rechazan preacuerdo

Huelga indefinida en concesionaria de autobuses de Vigo: trabajadores rechazan preacuerdo

La empresa Vitrasa ha denunciado "presiones" por parte del comité hacia la plantilla y ha exigido "una votación secreta", luego de que los trabajadores rechazaran en asamblea el preacuerdo alcanzado entre ambas partes. Este rechazo mantiene la huelga indefinida que inició el 25 de noviembre, en busca de un nuevo convenio con mejoras salariales y sociales.

El pasado jueves, la empresa y los sindicatos llegaron a un preacuerdo que debía ser ratificado por los trabajadores. Este preacuerdo contemplaba la suspensión de la huelga y de las movilizaciones por tres semanas, a cambio de la retirada de sanciones impuestas a varios trabajadores y representantes sindicales. Además, se ofreció un incremento salarial del 2,5% para 2023 y los años anteriores, y quedaba pendiente acordar el aumento de sueldos a partir de 2023. Vitrasa también permitiría el cambio de descansos y de turno entre compañeros, siempre que se respetase el descanso mínimo legal, y ofreció un aumento en el plus de nocturnidad del personal de taller.

Las partes acordaron que las siguientes reuniones se llevaran a cabo con mediación del AGA, por lo que era necesario suspender la huelga. El comité concedió tres semanas a la empresa para comprobar su buena disposición y que se produjeran avances, advirtiendo que, de no ser así, se retomarían las movilizaciones.

No obstante, en las asambleas realizadas este viernes, los trabajadores rechazaron el preacuerdo con un total de 173 votos a favor de continuar con la huelga, 33 en contra y 12 abstenciones.

El comité de empresa ha comunicado que ha trasladado el resultado de las asambleas a Vitrasa y ha solicitado nuevas reuniones de negociación para desbloquear el conflicto. Asimismo, han informado sobre el calendario de movilizaciones para la próxima semana, que incluye manifestaciones en diferentes puntos de Vigo.

Por su parte, Vitrasa ha emitido un comunicado en el que lamenta que el preacuerdo no se haya ratificado y acusa al comité de "irresponsabilidad". También cuestiona la forma en que se llevó a cabo la votación en las asambleas, al considerar que no se permitió a los trabajadores ejercer su derecho al voto secreto.

La empresa exige una votación secreta para que el resultado exprese "la verdadera voluntad" de la plantilla y apela a que los trabajadores reconsideren la propuesta planteada, al tiempo que insiste en la necesidad de desconvocar la huelga para avanzar en la negociación.