Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Integración de Santórum con red de tráfico de drogas; llamada a constructor de barcos clave.

Integración de Santórum con red de tráfico de drogas; llamada a constructor de barcos clave.

Los investigadores policiales han señalado a uno de los procesados como un piloto de narcolanchas muy solicitado por su destreza en el manejo de estas embarcaciones.

VIGO, 22 May.

La vigilancia a Juan Carlos Santórum y su círculo cercano empezó hace aproximadamente 10 meses antes del abordaje del MV Karar, que fue interceptado el 25 de abril de 2020 con 3,8 toneladas de cocaína a bordo. Durante la investigación, se vinculó al arousano con este alijo después de que uno de sus asociados, un constructor naval, recibiera una llamada desde un teléfono portugués que estaba bajo seguimiento por parte de la DEA.

Uno de los testigos policiales en el juicio relacionado con este transporte de droga en la Audiencia Provincial de Pontevedra en Vigo, donde hay 28 acusados, destacó la conexión entre Fidel F.B., el constructor de barcos, y Juan Carlos Santórum, junto con otras personas de su entorno, un exfuncionario de Aduanas y su esposa, un individuo colombiano, y la tripulación del MV Karar, compuesta por un gallego, 9 ciudadanos de Nepal y 5 de Bangladesh.

En la comparecencia de este miércoles, se reveló que Fidel recibió una llamada desde un teléfono portugués, activando así la atención de las autoridades debido a la posible relación con el transporte de droga del MV Karar. Además, se observaron movimientos y acciones por parte de los acusados que indicaban la preparación de un operativo.

La DEA informó sobre la presencia de un gallego a bordo del Karar, lo que llevó a los investigadores a suponer que era una persona de garantía asegurando el éxito de la operación. Además, se revelaron encuentros sospechosos entre el constructor naval, Fidel, y personas vinculadas al narcotráfico y la entrega de información a Santórum y su círculo cercano sobre la travesía del barco.

Se describieron las características de las embarcaciones utilizadas en la actividad delictiva, detallando la tipología típica de las lanchas usadas por organizaciones criminales en alijos marítimos. También se mencionó la destreza como piloto de lanchas rápidas de otro acusado, Ismael C.B., quien fue visto junto a Santórum y su grupo en distintas ocasiones.

Las empresas relacionadas con la organización eran utilizadas como fachada y la mayoría de los encausados no tenían ninguna actividad laboral conocida. La Fiscalía acusa a los 28 procesados de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal, solicitando penas de prisión significativas y multas millonarias.

La sesión de juicio de este miércoles tuvo que ser suspendida debido a problemas técnicos en la sala, por lo que la vista continuará este jueves. Los problemas no permitieron la reproducción de grabaciones de conversaciones de los acusados, interrumpiendo la declaración del testigo.