Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Los 'pellets' permanecerán en la costa durante meses o incluso años, según presidente de la Federación de Cofradías.

Los 'pellets' permanecerán en la costa durante meses o incluso años, según presidente de la Federación de Cofradías.

El presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, Basilio Otero, ha advertido sobre la persistencia del vertido de 'pellets' de plástico en las costas gallegas, afirmando que estas partículas permanecerán en el litoral durante meses o incluso años. Otero señaló que las barreras de hidrocarburos podrían haber sido utilizadas para recolectar estas bolitas antes de que alcanzaran la tierra.

En declaraciones a Europa Press, Otero lamentó que los fuertes vientos de noroeste hayan distribuido el vertido por toda la costa oeste gallega. Expresó su preocupación por la dificultad de erradicar estos 'pellets' debido a la agreste geografía de la región y al tamaño de las partículas, lo que provocará la presencia de bolitas de plástico durante mucho tiempo. En este sentido, instó a llevar a cabo una actuación global en materia de limpieza.

El vertido de estas pequeñas bolas de plástico en el mar se produjo tras el incidente con el mercante 'Toconao' y se ha concentrado en las áreas de A Mariña lucense, específicamente en las playas de Foz y Burela. Otero considera que el derrame podría haberse abordado mucho antes si se hubieran desplegado las barreras de hidrocarburos a tiempo.

Otero aseguró que la situación no se asemeja al desastre del petrolero Prestige, pero sí es un recordatorio de la importancia de respetar y conservar el medio ambiente. Además, anticipó que abordarán el problema en una reunión con el conselleiro do Mar, Alfonso Villares.

Por su parte, el presidente de las cofradías gallegas, José Antonio Pérez Sieira, afirmó que, por el momento, no hay una gran cantidad de vertido, pero expresó preocupación por cómo se dispersan las bolitas al chocar con las piedras. No obstante, aseguró que los pescadores no han notado una disminución en la pesca debido a que los 'pellets' flotan y son llevados por el viento y las corrientes hacia todas partes.

En cuanto a las labores de limpieza, se está trabajando en la recogida de bolsas y plásticos, pero, según Pérez Sieira, la situación está controlada por el momento. Aunque en algunas playas de Ribeira, donde él es patrón mayor, sí han llegado bolsas de plástico. Además, se está llevando a cabo una recolección de microplásticos en varias zonas de la comunidad, desde el sur hasta el norte.

En resumen, el vertido de 'pellets' de plástico en las costas gallegas ha generado preocupación por parte de las cofradías de pescadores, quienes señalan la necesidad de tomar medidas para controlar y limpiar estos residuos. Además, se destaca la importancia de una actuación global para evitar que este tipo de incidentes afecten al medio ambiente en el futuro.