Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Rueda y sindicatos firman histórico acuerdo para reducir ratios educativas en Galicia.

Rueda y sindicatos firman histórico acuerdo para reducir ratios educativas en Galicia.

Las organizaciones firmantes celebran este pacto, contra el que la CIG promueve una huelga, porque supone "un comienzo" para la recuperación de derechos.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Oct. - El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha sido el encargado de firmar este miércoles con los sindicatos CCOO, ANPE y UGT el acuerdo de reducción del número de alumnos por aula y del horario lectivo a partir del curso que viene en los centros públicos y concertados de Galicia. La CIG, principal organización entre los trabajadores educativos gallegos, no ha ratificado el documento por verlo insuficiente y promueve una huelga para el próximo 24 de octubre.

El acto de firma se ha celebrado en la Cidade da Cultura, en Santiago de Compostela, y ha contado también con la presencia del conselleiro de Cultura, Educación, FP e Universidades, Román Rodríguez, quien se ha referido a este "acuerdo histórico" como un "punto y seguido" para "mejorar" las condiciones laborales de los docentes y, por ende, el sistema educativo gallego.

Rodríguez ha felicitado no solo a los tres sindicatos firmantes por su "responsabilidad" y "altura de miras", sino también al equipo negociador de la Xunta, encabezado por el director xeral de Centros e Recursos Humanos, Jesús Álvarez, y el subdirector xeral de Recursos Humanos, José Luis Canosa.

Aunque ha destacado la presencia del presidente, ha sido el conselleiro el encargado de manifestar la satisfacción de la Administración. "Estamos francamente contentos, pero conscientes de que esto es una evaluación continua y que hay que seguir trabajando", ha dicho.

Además, Rodríguez ha recordado cómo "todas las partes, como en cualquier negociación", tuvieron que ceder en sus pretensiones y buscar "puntos de encuentro" para poder firmar este documento final. "Se pensó en Galicia, se pensó en el interés general, en la educación y en el futuro. Es un acuerdo que, aunque podemos pensar que se concretiza en el presente, sirve para adelantarnos al futuro", ha sentenciado.

En este acto, también han tomado la palabra los representantes de los tres sindicatos firmantes. Desde CCOO, José Manuel Fuentes ha destacado las "muy importantes" bajadas de ratios por aula y horario lectivo que se implementarán "ya el próximo curso, de forma inmediata".

El presidente de ANPE en Galicia, Julio Díaz, ha celebrado que llevaban esperando "muchísimo tiempo" por un acuerdo de este tipo. Eso sí, ha puntualizado que es "un comienzo" para seguir en esa "buena línea" de mejoras para los docentes, ya que aún "queda sin desarrollar" una mayor reducción de las horas de clase a la semana.

Por su parte, la responsable de UGT-Ensino, Sandra Montero, ha reivindicado este acuerdo como un "camino para una mejora y una recuperación" de derechos laborales del profesorado en Galicia.

Los encargados de exponer los principales puntos del documento han sido el director xeral de Centros e Recursos Humanos y el subdirector xeral. El grueso del pacto, que tendrá una comisión de seguimiento de la que formarán parte los firmantes, pasa por una disminución paulatina de lo que se conoce como ratios, es decir, del número de alumnos que puede haber en cada aula.

Se hará de manera paulatina, empezando el próximo curso 2024/25 por 4º de Infantil (3 años), donde el máximo de niños por cada clase pasará de los 25 actuales a 20. Para el siguiente año académico, el 2025/26, se implantará esta ratio en 5º de Infantil (4 años) y así será, de manera sucesiva, hasta que en el curso 2032/33 llegue a 6º de Educación Primaria.

El documento contempla también la bajada de las ratios en ESO y Bachillerato a 25 y 30 alumnos, respectivamente, pero su calendario de aplicación queda pospuesto hasta que finalice la implantación en Infantil, es decir, en torno al año 2027.

Asimismo, en aquellos niveles a los que todavía no lleguen las ratios, la Xunta se compromete a no aumentar la cifra de niños en las clases que superen los nuevos límites. Es decir, si el próximo curso 2024/25 una clase de 3º de Primaria --donde todavía no tocaría esta medida-- cuenta con 23 alumnos, en los sucesivos años no se podrá aumentar el número hasta los 25 que permitirían las ratios actualmente en vigor.

A efectos de contabilizar los niños que puede haber en cada clase, aquellos que tengan una discapacidad de más del 33%, una dependencia de grado I o un trastorno de conducta grave contarán por dos, lo que quiere decir que el máximo en un aula podría quedar fijado en 19 alumnos si uno de ellos presenta alguna de estas condiciones. Si la discapacidad es igual o superior al 65% o la dependencia es de grado II o III, el niño contará como tres.

Si en casos excepcionales no se pueden cumplir las nuevas ratios porque un centro no cuenta con aulas suficientes, la Consellería dotará al colegio de un nuevo profesor a mayores de los que le correspondería por catálogo.

En cuanto al horario lectivo, el acuerdo contempla su disminución en Infantil y Primaria de 25 a 23 clases semanales para el profesorado. La posibilidad de que esta medida llegue a ESO y Bachillerato, que actualmente cuentan con 21 horas, estará vinculado a la negociación que la Xunta emprenda para establecer la jornada de 35 horas semanales para todos los empleados públicos autonómicos.

Esta es la principal cuestión que exigían todos los sindicatos que se introdujese en la negociación como 'línea roja'. CCOO, ANPE y UGT reconocen que les hubiese gustado llegar más allá y volver a la situación anterior al 2011, cuando la Xunta elevó la carga lectiva de 21 a 25 horas en Infantil y Primaria, y de 18 a 21 en ESO, Bachiller y FP.

El documento firmado este miércoles en la Cidade da Cultura también recoge aumentos retributivos. En primer lugar, se elevarán los sexenios por formación permanente un 5% durante tres años, hasta totalizar un 15% desde el 1 de enero de 2026. Pasados seis años, se exigirá que los profesionales cuenten con el nivel B1 de competencias digitales.

También subirá el complemento por el desempeño de funciones de gobierno --como de dirección-- y de inspección educativa, de hasta 60 euros desde 2026. De la misma manera, se hará de forma escalonada: el ascenso será de 20 euros durante tres años.

En cuanto a las funciones de tutores, se incrementarán un 20%: un 10% en 2025 y otro 10% en 2026.

Otro de los compromisos de la Xunta que ha firmado con los sindicatos CCOO, ANPE y UGT es la elaboración de un plan de simplificación de tareas burocráticas del profesorado. En concreto, se constituirá un grupo de trabajo este curso 2023/24 y la intención es que las medidas se implanten en el curso 2024/25.

Los últimos puntos del acuerdo incluyen la posibilidad de realizar reuniones telemáticas en los órganos de coordinación docente, siempre que así lo decida el claustro o el órgano convocante, así como incrementos en los reintegros de las ayudas por formación, que se multiplicarán por dos, y la regulación de las licencias por formación no retribuidas.